Cacería, grave riesgo para felinos

Toluca, Méx. –Alrededor de 60 por ciento de los felinos del mundo se encuentra en peligro de extinción, como consecuencia de la cacería de que esta especie es objeto, en respuesta a la depredación de ganado, aseveró el especialista de la Universidad Autónoma del Estado de México, Octavio Monroy Vilchis.
En este contexto, puntualizó que habitantes del sur del Estado de México cazan pumas y ponen en peligro su conservación, como consecuencia de la depredación de ganado que esta especie efectúa en la región.
El autor de la investigación en la cual fueron analizados los diversos factores negativos que asechan a los felinos en el Estado de México, señaló que aunque el número de cabezas de ganado depredadas por los pumas no es alto, las pérdidas son considerables para los pobladores, por la situación económica local.
Estas condiciones, dijo Octavio Monroy Vilchis, son resultado del mal manejo de las especies, pues el pastoreo extensivo es una de las principales causas del conflicto, ya que tanto depredador como depredado conviven en una zona cada día más estrecha.
El desarrollo de estrategias de conservación efectiva para grandes felinos, enfatizó, depende de la resolución del conflicto entre estos y los habitantes de las diferentes zonas donde sobreviven, particularmente con los propietarios de terrenos dentro de las Áreas Nacionales Protegidas o vecinos de estas.
El especialista del Centro de Investigación y Estudios Avanzados en Recursos Bióticos (CIEARB) de la UAEM acotó que dichas estrategias deben tener como plataforma la generación de nuevas opciones socioeconómicas, viables para los pobladores de esas zonas.
De igual manera, sostuvo, es fundamental conocer los hábitos de depredación de los felinos, para efectuar una evaluación con respecto al impacto real de la misma.
Octavio Monroy Vilchis manifestó que la evaluación es crítica porque la mayoría de los ganaderos de la entidad que se enfrentan a esta problemática achacan las muertes de sus animales, de manera equívoca, a los felinos, cuando también pueden deberse al extravío, accidentes o enfermedades.
A manera de conclusión, el especialista de la Máxima Casa de Estudios mexiquense destacó que los grandes carnívoros juegan un papel clave en la regulación de las especies que constituyen sus presas, impidiendo sus excesos poblacionales; por ejemplo, están ligados al control de los herbívoros, que a su vez son depredadores de especies vegetales. Por lo tanto, su disminución poblacional afecta la sustentabilidad de los ecosistemas.

Deja un comentario